Cómo tener un coche de lujo a buen precio

Cómo tener un coche de lujo a buen precio

Los amantes del motor siempre hemos soñado con poder ponernos al volante de un coche de lujo, de esos que solo podemos ver en programas de televisión especializados, o buscando por internet, poniéndonos los dientes largos con su potente motor, su aerodinámica y sus prestaciones. Estos “pequeños” placeres de la vida pueden salirnos realmente caros y para muchos son sin duda un sueño que nos costará cumplir a corto plazo.

Sin embargo, hay diferentes métodos con los que podrás agarrar el volante y pisar el acelerador de estos vehículos. Si quieres saber cómo tener un coche de lujo a buen precio, nosotros te lo explicamos y te ponemos la posibilidad de alcanzar tu sueño, un paso más cerca.

Comprar un coche de lujo, un capricho caro

Con los tiempos que corren la posibilidad de tener un coche particular cualquiera ya supone un gasto enorme, por lo que comprarse un coche de lujo es algo impensable. Estos vehículos no solo tienen detrás un precio desorbitado que puede llegar a superar los 200.000 en las gamas más asequibles, llegando a pagar por ellos durante años uno pagos muy elevados, sino que también tienen otros inconvenientes como por ejemplo los impuestos de circulación, ya que llevar una de estas maravillas por la calle no te va a salir barato. Esto supone solo una parte, ya que tendrás que encontrar una buena aseguradora, que por un lado se atreva a darte un precio por asegurar tu coche deportivo, sino que además te saldrá por otro pico bastante elevado (fuente: BBVA).

Si a todo esto le añadimos la reparación cuando necesite pasar la ITV o incluso si se avería, necesitando el recambio de alguna pieza, puede suponer otro desembolso de más de 1.000 euros solo mirarte el coche, debiendo incluir por lo tanto el precio del propio recambio, que, al ser una marca de lujo, tendrán que mandar a pedir, subiendo el precio, por lo tanto.

Renting, la mejor solución para disfrutar de tu coche de lujo

Como has podido ver, comprar en propiedad un vehículo de estas características puede que sea solo posible para personas con un alto nivel económico, pero si todavía tienes en mente que quieres tener uno para poder utilizarlo cuando quieras y presumir de coche, la solución se encuentra en los contratos de renting.

Para los que no sepan que es el renting, esto consiste en un contrato financiero de alquiler, con el que podrás disfrutar de cualquier vehículo que tenga la empresa de renting, incluido claro está los de lujo. Por ejemplo, en esta sección de renting de coches Porsche puedes ver las ventajas de optar por esta opción, las cuales son innumerables, pudiendo resumir algunas como, por ejemplo, que cada mes solo vas a pagar una pequeña cuota por conducir este coche, a diferencia de la venta. No te tendrás que preocupar por nada más, ya que esta cuota es fija y te incluirá tanto el seguro a todo riesgo, como también otros servicios tan atractivos como la reparación en sus talleres oficiales o el paso de la revisión de la ITV.

Es decir, te olvidarás de todo, solo de conducir tu precioso vehículo durante el tiempo que hayas contratado. Además, cuando hayas terminado el contrato, siempre podrás optar por volver a conducirlo durante otro tiempo más, o cambiar de coche para lucir un modelo nuevo, disfrutando de todos los extras y todo lo que conlleva tener un automóvil de alta gama.

Compartir Esta Entrada