Look casual de hombre, cómo conseguirlo

Look casual de hombre, cómo conseguirlo

Para realizar las compras, asistir a la oficina, quedar con amigos o dar un simple paseo, son incontables las ocasiones en la que los hombres llevan un estilo casual, muchas veces sin darse cuenta. ¿Por qué? Porque es cómodo sin dejar de ser elegante, porque nos hace lucir más juveniles sin caer en el ridículo, en definitiva, porque es un estilo muy versátil, ideado para darnos un toque de modernidad muy a gusto. Si quieres saber cómo vestir casual, te invitamos a repasar las siguientes claves para lucir informal y elegante al mismo tiempo. Comencemos

Dile sí a las camisas y los jerséis

Una americana con camiseta, una camisa sin corbata, o un simple jersey, son elementos típicos de todo estilo casual. La clave en este sentido, no es caer en el facilismo y decantarnos por ropa de hacer deportes, sino buscar el equilibrio con prendas tradicionales. Para las camisetas, puedes combinarlas con chaquetas, o elegir aquellas con mensajes y dibujos. Si prefieres las camisetas con colores o diseños lisos, debes saber que el éxito radica en la elección del color, prueba con el rosa, o con alguna tonalidad atrevida que resalte tu personalidad.

En cuanto a las camisas, las opciones van desde la típica camisa estilo Oxford, hasta la americana de color con motivos estampados. Combinadas con pantalones vaqueros, las camisas (de manga larga preferiblemente) pueden ser una elección acertada. Elígelas con colores blanco o azul celeste y tendrás una elegancia asegurada. Además, los tonos tierra, beige, rojo o negro, también forman parte del arsenal casual, y para los estampados, nada como el de rayas y el de cuadros.

Finalmente, no te olvides de incluir una chaqueta o un blazer en tu atuendo con tejidos ligeros y colores atrevidos. Para los jerséis, la mejor opción son los modelos de cuello de esmoquin.

Vaqueros que funcionan

Aquí lo más tradicional son los pantalones tipo chino, confeccionados en algodón, y los eternos jeans de toda la vida. Eso sí, nada de chándales, mejor déjalos para el gimnasio o la comodidad de la casa.

Puedes probar con unos vaqueros sencillos, una camisa blanca y un blazer de color marrón claro. Te verás estupendo. Por otra parte, los jeans también son muy versátiles para combinar con prácticamente cualquier tipo de calzado. Cortes rectos, tiros largos o altos, pierna suelta o pierna ajustada, juega con las posibilidades y busca la que mejor te favorezca.

Si hablamos del color, puedes atreverte con tonalidades pasteles más refrescantes, o ir a lo seguro con el azul marino o marengo. Eso sí, si utilizas colores atrevidos, compensa tu look con camisetas de colores neutros (blanco, negro, gris, café, etc.).

El calzado: más versátil que nunca

Hay quienes afirman que se puede llegar a conocer a un hombre por sus zapatos, y lo que esto nos dice es que debemos prestar especial atención a nuestro calzado.

Lo más importante es que apuestes por unos zapatos cómodos, como por ejemplo los mocasines de gamuza o los bostonianos. Las sneakers son también un clásico inmortal dentro del estilo casual, y que pueden servirte por igual en escenarios de etiqueta como en los más informales. Reebok, Puma o Asics, son marcas que debes seguir, aunque también se imponen otras como Lacoste, Fred Perry, Bape o los juveniles Vans.

Eso sí, en términos de estilo, debes tener mucho cuidado de combinar tu calzado con el resto de las piezas. Para no fallar, opta por un calzado negro o café, y sobre todo, evita repetir colores (chaqueta marrón, correa marrón y zapatos marrón es una combinación nefasta).

Si tu apuesta son las zapatillas deportivas, te recomendamos los modelos tipo tenista. Irán a juego perfectamente con unos vaqueros y una camiseta de lino.

Accesorios

La regla de oro para los accesorios es la de complementar tu look, nunca sobresalir o destacar demasiado por encima del resto. Fulares, cinturones, pulseras, bufandas guantes, sombreros, gafas de sol, o gorras… puedes apostar por prácticamente cualquier cosa, siempre y cuando combinen bien con tu aspecto.

Las bufandas, mejor lisas y a cuadros, pues combinarán a la perfección con camisetas. Por su parte, también puedes echar mano de las corbatas para llevarlas con camisas y vaqueros. En cuanto al cinturón, busca que combine con tu calzado, y de manera general, trata de mostrarte siempre bien afeitado y peinado.

Esto último es crucial para tu aspecto informal y sencillo. Otra cosa, utiliza un reloj si quieres lograr una mayor elegancia.

Lo que debes evitar

– No es una regla exacta, pero si te es posible, aléjate de las zapatillas deportivas.

– De manera general, y a la hora de elegir tu calzado, decántate siempre por modelos urbanos.

– Los estampados extravagantes, como los cuadros con rayas, son nefastos para lograr un look casual adecuado. Evítalos.

– Los colores vivos no son detestables, pero deben estar acompañados siempre por tonalidades neutras. De este modo alcanzarás un balance perfecto.

– Nuevamente lo repetimos: nada de chándal. No estás en un gimnasio.

– Sobre las camisetas, es mejor que queden bien ajustadas a tu cuerpo, ni demasiado ceñidas ni demasiado apretadas.

– Del mismo modo, evita las camisetas deterioradas por el tiempo, y no utilices aquellas que muestren frases o imágenes groseras.

– Los complementos también tienen su equilibrio. Una pulsera demasiado llamativa no se verá bien si además incluyes anillos brillantes en la misma mano.

– Como parte de ese equilibrio que lleva la ropa casual, nunca uses una bufanda y una camisa estampadas. Mejor combina elementos lisos con diseños de rayas o cuadros.

Compartir Esta Entrada