Cómo tener los dientes más blancos

Cómo tener los dientes más blancos

¿Quieres tener unos dientes mucho más blancos? A continuación te presentamos algunas claves y consejos muy interesantes para poder lograrlo desde tu hogar o recurriendo a algunas técnicas más profesionales.

Pasta de dientes blanqueadora

La primera opción que te recomendamos es que utilices una especial plasta blanqueadora tres veces por semana. Para elaborarla necesitarás arcilla verde, aunque si no tienes, siempre podrás utilizar bicarbonato de sodio, que puedes adquirir en cualquier farmacia. A esta pasta añádele aceite de limón y cepilla los dientes para terminar aclarándolos con una deliciosa infusión de menta y sin duda notarás los resultados en muy poco tiempo.

El bicarbonato para aclarar

Es probable que este remedio te suene porque es de los más populares que existen, e incluso se trata de un compuesto que está presente en un gran número de dentífricos. Puedes encontrar bicarbonato en la farmacia y sin duda se trata de un remedio muy eficiente. Lo podrás utilizar con tu cepillado normal, a la vez que utilizas tu pasta de dientes y después deberás enjuagarte con agua fría. No deberías pasarte con su utilización, ya que al combinarlo con pasta de dientes tiende a ser realmente abrasivo.

El limón para unos dientes más blancos

Si quieres terminar con los dientes amarillos y además recuperar el buen aliento el limón es una gran opción para conseguirlo. Te recomendamos que te limpies los dientes con zumo recién exprimido y notarás los resultados. Eso sí, como máximo emplea este remedio tres veces por semana o de lo contrario podrías debilitar demasiado tus dientes.

Geles y tiras para los dientes

Los geles y las tiras comerciales también son una gran opción para conseguir blanquear tu dentadura. Los primeros suelen estar elaborados a base de peróxidos y se ponen directamente encima de tus dientes mientras que la segunda opción es más fina y sencilla. Con ambos remedios se deberá tener paciencia pues al menos hasta 15 días después no empezarán a apreciarse los resultados.

Claves para tener los dientes más blancos

Fuente de la imagen

Blanqueamiento dental profesional

Y por supuesto, sin duda la mejor opción para lograr unos dientes mucho más blancos es recurrir a un clásico blanqueamiento dental como el que sólo puede hacer unos buenos profesionales. Todas las personas deberían hacerse al menos un blanqueamiento o limpieza al año para conseguir evitar todo tipo de enfermedades dentales.

Aclara tus dientes con plátano

Seguro que no lo sabías, pero la cáscara del plátano es ideal para blanquear tus dientes. Para utilizar este remedio, bastará con que cepilles tus dientes de forma cotidiana y después los frotes contra la parte interior de un plátano durante unos dos minutos. Realiza este truco todos los días hasta que consigas los resultados que estabas buscando y verás cómo no te defraudará porque el plátano cuenta con muchas propiedades para lograr disolver el sarro.

Una mezcla casera para tu boca

Si las opciones anteriores no terminaban de convencerte, no te preocupes porque a continuación te presentamos la receta de una loción casera ideal para blanquear los dientes. Lo primero que debes tener en cuenta es no utilizarla con los dientes que estén muy débiles. A partir de aquí bastará con aplicarla una vez al día y consiste en mezclar pasta de dientes con agua oxigenada, bicarbonato y agua.

Al rico aceite de coco

Y aquí otro de los remedios más interesantes para conseguir limpiar tus dientes y dejarlos blancos y relucientes: el aceite de coco. Elige la cantidad de aceite que necesites y aplícala en tus dientes de forma regular, para que quede bien repartida por toda tu boca y déjala actuar durante unos 20 minutos. Más tarde retira esta sustancia cepillándote tus dientes normalmente y en poco tiempo verás tus dientes muchísimo más blancos. No dejes de utilizar este remedio al menos tres veces por semana durante algún tiempo y verás los resultados.

Blanqueamiento con aceite de limón

Y si lo que necesitas es blanquear poco a poco y de forma gradual tus dientes mientras refrescas muchísimo tu boca, elabora una mezcla con sal y zumo de limón y aplícatela unas dos o tres veces por semana hasta que veas los resultados que querías conseguir desde el principio.

El aceite de árbol de té para tus dientes

Y por último, la opción más especial: el aceite de árbol de té disuelto en agua. Este remedio, aplicado todos los días a modo de enjuague, es sin duda el más natural y a la vez de los más efectivos que existen. Si además añades una gota de aceite, los resultados serán todavía mucho más visibles en poco tiempo.

Compartir Esta Entrada