Tipos de zapatos de hombre

Tipos de zapatos de hombre

Los hombres para ir bien vestidos no solo deben llevar un buen traje, una buena camisa o una buena corbata. Se ha demostrado que los hombres que apuestan por un buen zapato, consiguen conseguir un look mucho más interesante. Para ayudarte a elegir el mejor zapato para ti, vamos a presentarte los principales modelos.

Oxford

Oxford

Es uno de los zapatos de hombres más conocidos y más usados a día de hoy.

Realmente es el zapato más clásico y uno de los más usados a la hora de ir con un estilo formal. Esto hace que sea un zapato multifunción, tanto para ir a trabajar con traje como para ir a un acontecimiento importante que demande un buen calzado.

Es un zapatón de cordón básico que se lleva mucho.

Legate

Legate

Es bastante parecido al zapato anterior, aunque destaca por sus costuras punteadas a lo largo de todo el zapato. Es un zapato que tiene personalidad y es perfecto para ir al trabajo, sobre todo.

El calzado por regla general suele ser muy cómodo, aunque la comodidad dependerá del modelo elegido finalmente.

Semi brogue

Semi brogue

Esta variedad de calzado se suele ver un poco menos por las calles, pero es perfecto también para acudir a la oficina bien preparado. Destaca sobre la variedad Legate, en que el punteado se incluye también en la puntera. Esto le da un aspecto más interesante, aunque no a todos los hombres les termina de convencer tanto punteado.

Eso sí, no solo es perfecto para combinar con un traje, puede quedar muy bien con ropa de sport, como puede ser vaqueros y una camisa.

Full brogue

Full brogue

Si te gusta el punteado en los zapatos, esta variedad de calzado es la que estás buscando. En este caso el punteado es total, siendo el principal protagonista. Este tipo de calzado puede combinar bien con algunos tipos de traje, pero nunca se deben llevar en situaciones formales o con chaqué.

Derby

Derby

A simple vista puede parecer un calzado muy parecido al zapato Oxford, pero en este caso la costura es inglesa. Si miramos la horma, la misma es más ancha y abierta.

Gracias a su diseño, podemos decir que es un calzado un poco más informal que el Oxford, de aquí que sea una opción muy usada por los hombres a la hora de acudir a la oficina. Es más, suelen ser bastante cómodos.,

Cromwell

Cromwell

De nuevo tenemos una copia bastante parecida, en este caso a la versión semi brogue. Este zapato con cordones es un poco más amplio, pero con una costura inglesa, la cual hace que sea una opción muy interesante.

Grafton

Grafton

Si buscas un calzado con costura inglesa y lo más informal posible, este seguro que te gustará.

El punteado es una de las cosas más importantes del zapato y puede ser usado tanto para vestir como para usar con jeans y una camisa.

Slippers

Slippers

Otra opción cómoda para llevar con el esmoquin. En este caso, el calzado ha pasado de ser un tipo de zapatilla de estar en casa, a un zapato de alta calidad. Por regla general, estos zapatos suelen ser de terciopelo.

Fuente de la imagen: Coolway.com

Mocasines Penny

Mocasines Penny

El nombre ha ido evolucionando hasta este nombre. En la universidad inglesa, poner un penique debajo del antifaz era sinónimo de buena suerte.

Si nos centramos en el zapato, son perfectos para ir a trabajar por el día con un traje, aunque muchos hombres los suelen usar con los vaqueros. Esto les hace perder algo de protagonismo, pero aun así quedan muy bien integrados en el look del hombre.

Mocasines Tassel

Mocasines Tassel

Realmente es la variedad de mocasín más formal. Destaca por tener un pequeño lazo en la parte delantera. Eso sí, no debes comparar la seriedad de este calzado con la de un calzado con cordones. De esta manera, los modistas lo suelen recomendar llevar tanto con traje como con vaqueros en un estilo formal.

Mocasines Beefroll

A día de hoy es el mocasín que más se vende a día de hoy. Cuenta con un diseño moderno, es amplio y permite que el hombre que los lleva puestos pueda desarrollar su trabajo sin impedimentos.

Ópera Pumps

Ópera Pumps

Realmente es un tipo de zapato que no se suele usar mucho. Solo se debe llevar con esmoquin.

Esta opción data del siglo XVIII y tiene un diseño que se parece bastante a las zapatillas de charol. Este calzado es muy importante, de aquí que siempre se suela fabricar con materiales de máxima calidad.

Compartir Esta Entrada