10 beneficios de las naranjas que seguramente no conozcas

Las naranjas son uno de los alimentos más completos que podemos encontrar. Estas tienen una gran cantidad de propiedades que nos ayudan en muchos sentidos para mejorar nuestra salud y suplir las carencias que podemos tener por diferentes motivos. Y es que la naranja es un alimento que se consume, prácticamente en todo el mundo, además, las podemos encontrar en una gran cantidad de tipos y variedades, así como en distintos platos y alimentos en los cuales se hace uso de ella.

En este artículo te presentamos 10 beneficios de la naranja que seguramente no conocías y te sorprenderán por su importancia para la salud.

Ayuda al fortalecimiento de los huesos

La naranja es una fruta que tiene una gran cantidad de calcio. Su consumo, por lo tanto, ayuda en gran medida al fortalecimiento y regeneración de los huesos y dientes. Así mismo, las naranjas cuentan con una gran cantidad flavonoides y polifenoles que sirven para protegerlos y prevenirlos de enfermedades.

Evita los resfriados

Las naranjas son un alimento rico en vitamina C, como es bien sabido. Esta sirve para reforzar el sistema inmune de nuestro organismo, lo que permite que este tenga las defensas preparadas en caso de que vayamos a resfriarnos. Lo ideal es consumir naranja de manera periódica para tener las defensas preparadas cuando llegue la temporada de frío, que es la época en la cual suelen ser mayores la cifra de resfriados.

Nos previene de enfermedades

Así mismo, la naranja —gracias a sus elevadas dosis de vitamina C— nos previenen de todo tipo de enfermedades gracias al refuerzo que lo proporcionan al sistema inmune. De hecho, actúan interfieren directamente sobre las defensas más primordiales y las que primero actúan en nuestro organismo, favoreciendo la creación de la barrera epitelial. Esta es la primera barrera física de protección que nos encontramos en nuestro completo sistema inmunológico a través de la piel. La naranja actúa en ella mediante la creación de colágeno.

Mejoran nuestra piel

La naranja interfiere así mismo en la regeneración de nuestra piel, evitando un envejecimiento prematuro. Ello lo consigue, como mencionábamos más arriba, mediante la creación del colágeno, que es la molécula o proteína que unifica los tejidos de la piel, así como también de los músculos, ligamentos, órganos y huesos, entre otras.

Cura las heridas

Debido también a la producción del colágeno, la naranja es un alimento cicatrizante que ayuda a la regeneración de las heridas. Ello lo consigue también gracias a las elevadas dosis de vitamina C pero, también, de hesperidina. La vitamina C ayuda a cicatrizar las heridas, así como a proteger las células y a regenerar el tejido conectivo.

Es antioxidante

La naranja es un alimento antioxidante debido a la cantidad de hesperidina que posee. La hesperidina es un glucósido flavonoide que se puede encontrar en la mayoría de los cítricos. Esta tiene una gran cantidad de propiedades, aunque su cualidad más destacada es su función antioxidante. Las sustancias antioxidantes son moléculas capaces de prevenir la oxidación de las células. Estas atacan a los agentes radicales que se encargan de llevar a cabo la reacción oxidativa, produciendo un envejecimiento prematuro de la piel, provocando alteraciones en el ADN o causando enfermedades cardíacas, entre otras. Si todavía no estás disfrutando de los beneficios de estos cítricos, en NaranjasDonGusto.com puedes encontrar una gran variedad de naranjas valencianas frescas y recién cosechadas a muy buen precio.

Es buena para el corazón

La naranja es uno de los alimentos más deliciosos pero, también, más buenos para tu corazón. Estas son muy ricas en nutrientes como la fibra, el potasio y la vitamina C. Todos ellos cumplen una función fundamental en la mejora de la salud cardíaca. El potasio, por ejemplo, resulta muy eficaz para prevenir los accidentes cerebrovasculares. Así mismo, los nutrientes de la naranja son efectivos para mejorar la vasodilatación de las venas y arterias, evitando los infartos. El consumo de naranja de manera habitual ayuda, por otro lado, a aumentar la cantidad de colesterol bueno y a disminuir los niveles del colesterol malo.

Es antiinflamatoria

La naranja cumple, así mismo, una importante función antiinflamatoria debido a que cuenta con una gran cantidad de fitoquímicos. Estas sustancias, presentes en las plantas, sirven para protegerlas frente a los patógenos. En el caso de las personas, los fitoquímicos cumplen una acción antiinflamatoria inhibiendo la coagulación de la sangre y disminuyendo la inflamación de los tejidos o músculos.

Mejora la salud de nuestros órganos

Algunos estudios han demostrado que los diferentes componentes de la naranja interfieren en la disminución del lactato en el cuerpo. Una gran cantidad de lactato en nuestro cuerpo puede provocar la aparición de diferentes enfermedades, así como ocasionar que los órganos no funcionen adecuadamente.

Son nutritivas

Las naranjas tienen un completo valor nutricional, como habrás visto a lo largo de este artículo. Por ello, nos proporciona una elevada cantidad de nutrientes imprescindibles para que nuestro cuerpo funcione adecuadamente. Las naranjas cuentan con carbohidratos, fibra, proteínas, agua, vitaminas y minerales —como el magnesio, el fósforo, el potasio, el calcio, el hierro o el manganeso, entre otros—.