5 técnicas de investigación privada

Existen ocasiones en la vida en las que investigar a alguna persona, empresa o situación se vuelve fundamental para resolver litigios legales o problemas personales. En este artículo te contamos las mejores técnicas de investigación privadas que existen que seguramente te resultarán también muy interesantes si te gusta el tema de los detectives y los investigadores privados y te estás planteando dedicarte a ello.

El rastreo informático

Una de las formas que se utilizan en la investigación privada para controlar a personas, empresas y sospechosos es el rastro informático o la investigación por ordenador. Dentro de la rama forense encontramos muchas técnicas diferentes que son interesantes para poder buscar, encontrar y guardar todo tipo de datos informáticos conseguidos desde una plataforma tecnológica. Este tipo de investigaciones privadas siempre se suelen hacer de forma legal. Por ejemplo, un buen profesional o investigador privado sería capaz de recuperar de forma eficiente los datos perdidos en cualquier app de WhatsApp incluso aunque la persona investigada los hubiera borrado a propósito para eliminar las huellas de su implicación en algún caso concreto.

La microfonía y cámaras ocultas

Por otro lado, sin duda una de las técnicas de investigación privada más populares es la colocación de micrófonos y cámaras de vigilancia para poder escuchar y ver de forma activa en espacios privados o públicos, oficinas y domicilios. Se trata de una técnica muy interesante para poder investigar y conocer datos de los sospechosos para avanzar en la investigación, así como también es la mejor alternativa que existe si estamos buscando que alguna persona se auto inculpe o se delate porque nos permitirá obtener confesiones rápidamente. Para utilizar este tipo de técnica, como nos explican los expertos de Doverty, es importante tener una cámara de buena resolución porque te permitirá grabar el vídeo de forma mucho más eficiente para poder convertir los fotogramas que te interesen en vídeos y presentarlos como pruebas.

El barrido electrónico

Al igual que encontramos la instalación de micrófonos y cámaras para avanzar en una investigación sin duda los investigadores privados también son capaces de realizar barridos electrónicos de calidad para detectar cualquier tipo de micrófono o de cámara espía. Un barrido electrónico se basa en diferentes técnicas de búsqueda, análisis y detección para todo tipo de dispositivos que te permitirá conocer si alguien te está espiando a ti o a tus clientes si eres un profesional de la investigación privada contratado por terceras personas. Normalmente tras este tipo de investigaciones se suelen encontrar sobre todo dispositivos pequeños de intervención en las líneas de teléfono y también micrófonos.

Seguimientos a pie o en vehículos

Otra de las técnicas de investigación privada más populares que existen son los seguimientos, tanto a pie cómo vehículos. Los seguimientos a pie suelen utilizarse sobre todo en las zonas más céntricas y en las ciudades grandes y capitales. Para ello es fundamental que los profesionales de la investigación sepan controlar muy bien las distancias para no perder a sus investigados incluso cuando haya mucha gente o tras girar las esquinas.

En cuanto al seguimiento en vehículos y a vehículos también es importante tener experiencia y una buena habilidad para conducir. También recomendamos conocer muy bien la zona en la que se vaya a trabajar visitándola de forma discreta y transitando por ella un poco antes para acostumbrarte a conducir por ella. Sin duda en los momentos de más tensión preferirás ir con tu coche para poder ser más discreto/a y grabar mejor a las personas que estés vigilando u poder sacarles fotos de forma más discreta.

Uso de GPS o sistemas de vigilancia

Por último encontramos el uso de gps o de algún tipo de lapa o de sistema de vigilancia para seguir a alguna persona. En este caso estamos hablando de una técnica que es básicamente ilegal así que sólo debería usarse en caso de extrema necesidad. Como alternativa encontramos también el uso de drones para seguir a alguna persona aunque es básicamente muy complicado de implementar en la mayoría de casos, quitando algunas excepciones como por ejemplo si la persona a la que estás investigando está en la montaña o en el mar, casos en los que sí podría resultar un elemento interesante para la investigación privada.

En cuanto al gps, este tipo de localizadores suelen ubicarse en los vehículos de los investigados y transmiten una señal a tiempo real por teléfono. Realmente estos sistemas son poco legales y lo mismo sucede con los programas espías en el móvil, aunque pueden usarse en casos extremos en los que necesites avanzar en una investigación por extrema necesidad, pero siempre bajo tu responsabilidad y sabiendo los riesgos legales que estás asumiendo.