Guía básica para iniciarse en el running

¿Estás buscando ponerte en forma? ¿Te gustaría comenzar a practicar running para perder peso o mejorar tu condición física? Entonces, te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo en el cual te presentamos algunos truquillos para que puedas iniciarte en el arte del running y para disfrutar al máximo de esta actividad mientras te pones en forma. ¡Comenzamos!

Equípate con ropa adecuada

Comenzamos esta guía con la primera recomendación. Y es que, si vas a empezar a practicar running, lo primero que debes hacer es equiparte con la ropa necesaria. Debes buscar un equipo que te sirva para verano y otro que te sirva para el invierno. No obstante, en cualquiera de los casos —e independientemente de cuál sea la estación del año— tienes que fijarte en que el material de la ropa deportiva sea elástico y transpirable. Ello te evitará roces e irritaciones en la piel pero, también, la acumulación de humedad en el cuerpo y en la ropa, causando malos olores. Algo que también resulta fundamental para evitar la acumulación de sudor es que la ropa se seque rápidamente, es decir, que esté hecha con materiales semipermeables.

En el caso de que sea invierno, por ejemplo, deberemos equiparnos, con chaquetas o camisetas térmicas —ambas con las mismas propiedades que las descritas más arriba— para evitar el frío y los resfriados. Muchas de las chaquetas suelen cumplir con una doble función. Por un lado, retienen el calor y, por otro, ayudan a que transpire la humedad.

Utiliza calzado para correr

Busca unas zapatillas que te ayuden a evitar lesiones en los pies y que reduzcan los impactos o golpes que se producen mientras practicas running. Así mismo, fíjate en que estas se queden bien sujetas a tus pies y en que sean transpirables para evitar la acumulación de sudor y malos olores en su interior.

Ponte ropa reflectante

Sabemos que muchas veces la gente suele elegir la puesta de sol o la noche como el momento ideal para salir a practicar running. Algo completamente normal, teniendo en cuenta que durante el resto del día las temperaturas son muy elevadas. Es por ello que, si vas a fijar este momento del día como el idóneo para practicar el deporte, debes equiparte con ropa reflectante. Tu seguridad es lo más importante y con este tipo de vestimenta podrás mejorarla ya que los conductores podrán verte sin problemas y con ello evitar cualquier accidente. En GranAtleta.com puedes encontrar una gran variedad de complementos y prendas para equiparte y practicar deporte más cómodamente.

Marca tu rutina

Marca tu rutina y síguela. Si quieres acostumbrar tu cuerpo a realizar ejercicio debes marcarte unos objetivos a seguir. Sin embargo, no te satures. Comienza poco a poco y no te saltes la rutina. Para evitar dejar el running al tercer día comienza con un par de días a la semana, no es necesario que elijas los días, pero sí que salgas que cumplas con las cantidades. De esta forma el ejercicio se te hará mucho más ameno y no te cansarás tanto. Así mismo, al no elegir un día en concreto, podrás organizar tu tiempo para poder cumplir con los objetivos sin excusas.

No te obsesiones

En muchas ocasiones, al comenzar con una nueva actividad deportiva, nos marcamos unos límites o metas que pensamos que podemos alcanzar, pero a la hora de la verdad nos resultan más complejos de lo que esperábamos —esto suele derivar en muchos casos en el abandono de la actividad deportiva—. No pasa nada, no te desanimes. Está bien que midas tus marcas, pero no debes obsesionarte con ello. Si has empezado demasiado fuerte baja la intensidad y céntrate en alcanzar unas marcas más reducidas. Al final lo importante es que estás practicando running y tienes que disfrutarlo. Ya verás que conforme pase el tiempo tu cuerpo se adaptará al ejercicio y no te supondrá tanto esfuerzo superar las marcas que te habías propuesto desde un comienzo.