Principales reparaciones que sufren los iPhone (y cómo evitarlas)

¿Están pensando en comprarte un iPhone? ¿Tienes uno y te gustaría saber si tu teléfono está teniendo algún problema? En este artículo te explicamos los principales problemas que suelen afectar a estos teléfonos de la popular marca Apple y algunos trucos para poder evitarlos.

Pérdida de batería

Seguramente, si tienes un iPhone sabrás que uno de los puntos más débiles de estos teléfonos es la escasa duración de la batería. La gran mayoría de los iPhone, excepto los de nueva generación, tienen este problema. Y es que no fue hasta el 12 de septiembre de 2108, momento en que Apple lanzó al mercado el iPhone XR, cuando se puso solución a este problema, creando en ese momento el teléfono de la marca con más autonomía de batería —de hecho, así fue como se comercializaba, independientemente de las prestaciones que tiene el dispositivo—.

El problema de las baterías de iPhone es que comienzan con una capacidad máxima de potencia, pero estas se degradan enseguida. En el momento de estrenar el teléfono, todo parece que funciona bien y la batería suele tener una autonomía pasable, sin embargo, conforme se van completando los ciclos de carga —un ciclo de carga se corresponde con una carga máxima desde que el teléfono se descarga por completo hasta que se carga de nuevo— la batería comienza a degradarse de manera muy veloz. Para que quede más claro, normalmente los ciclos de carga de los teléfonos iPhone suelen estar en torno a los 500. Una vez se completan, la batería necesita ser recargada ya que la duración se ve muy limitada.

Si este es tu caso, pero lamentablemente ha caducado tu garantía, te recomiendo que visites un servicio técnico especializado en la reparación del iPhone, como doctormanzana.com, para que puedan cambiarte la batería por una nueva.

Pérdida de rendimiento

El problema de la batería no radica exclusivamente en la duración de la misma. No tener una batería en condiciones afecta al rendimiento del teléfono. ¿Has notado que el teléfono te funciona más lento? ¿Notas que al escribir el teclado de la pantalla se traba? Todo ello es problema de la batería del teléfono. El rendimiento que necesita el sistema operativo no está al máximo al tener una potencia más limitada. En ocasiones puede ser mejorado desde los ajustes personalizables del teléfono, como aumentar la velocidad del teclado o limitar las actividades en segundo plano, así como desactivar la ubicación, para que el consumo de batería sea mejor. Sin embargo, como comentábamos más arriba, lo más aconsejado es acudir a un servicio técnico especializado y cambiar la batería.

Falta de espacio

Es posible que tu teléfono se haya quedado sin espacio, llegando al punto de que esté inutilizado, sobre todo, si ya tenía unos cuantos años. Algunos teléfonos iPhone antiguos pueden verse afectados por la falta de espacio sin poder ser utilizados, normalmente tras una actualización importante. Este problema ha afectado a varias personas que tienen este dispositivo.

El problema radica por la falta de espacio que nos proporcionaba iCloud en las versiones más antiguas, sumado a una importante actualización que ocupa una gran cantidad del espacio del dispositivo. Si, además, le sumas que parte de la memoria del teléfono ya había sido ocupada por otro tipo de contenidos como fotos o vídeos, al llevar a cabo dicha actualización el teléfono puede verse perjudicado. En esos casos, lo más aconsejable es que lleves el dispositivo a un centro especializado para que puedan restaurarlo y eliminar el contenido innecesario para que pueda seguir siendo utilizado.

Algo que debes tener en cuenta también en cuanto a la degradación de la batería, es que con cada actualización esta se degrada de manera considerable. Por ello, es aconsejable que, si tu teléfono se ha quedado anticuado, así como si tienes poco espacio, no actualices. Ya que estas pueden afectar negativamente al rendimiento del mismo.