15 consejos prácticos para dar la vuelta al mundo

Viajar es un placer y es el principal motivo de que cada año haya millones de desplazamientos a otras ciudades o países para hacer turismo, conocer nuevas culturas o simplemente disfrutar de unos días de relax. Si eres un apasionado de los viajes y en mente tienes la hazaña de dar la vuelta al mundo, te vamos a dar una serie de consejos para que puedas hacerlo sin contratiempos.

Tu presupuesto total

Este primer punto es uno de los que más tienes que tener en cuenta, puesto que si no sabes exactamente cuánto puedes gastar, no llegarás demasiado lejos. Estudia bien cuánto puede costarte todo el viaje antes de emprenderlo.

Sé uno más

Olvídate de que eres un turista e intenta ser uno más. No comas en los sitios más céntricos, ni tampoco te desplaces en los transportes habituales, ya que estos servicios te costarán mucho más caro de lo que imaginas.

Todos tus documentos en regla

Es habitual encontrarse cada año con casos en los que los viajeros se habían olvidado de actualizar sus documentos de identidad o los visados para entrar en uno u otro país. Antes de tomar las maletas te recomendamos echar un vistazo a todo, pudiendo pedir tus visas online sin necesidad de mayores quebraderos de cabeza.

Buen tiempo para viajar

Debes de mirar siempre la meteorología antes de ir a un país. Piensa que no siempre vas a disfrutar de un tiempo caluroso y en algunas regiones del mundo puede que sea imposible viajar en invierno o con muy mal tiempo.

Maletas lo justo

Busca tu comodidad y también ahorrar dinero. De nada te servirá llevar más de diez complementos si lo que quieres es pasear y conocer a fondo una ciudad. Lleva ropa cómoda, zapatillas deportivas y si puedes, lávala en el lugar donde te hospedes. Ahorrarás mucho en tarifas de equipaje.

Viajeros con prácticas

Por Internet puedes encontrar decenas de personas que han vivido la misma experiencia que tú vas a realizar. Por este motivo, infórmate, mira sus blogs e incluso no dudes en mandarles un mensaje privado para conversar con ellos. Te sacarán de un aprieto con total seguridad.

Aprende culturas

En algunos países está mal visto algunas formas de vestir o incluso gestos que no sientan nada bien, como hablar alto, las minifaldas, entre otras acciones. Antes de visitar dicho país, te aconsejamos que compruebes estas normas culturales antes de tener cualquier problema.

Cuidado con los bancos

Uno de los pensamientos más habituales es el de pagarlo todo con tu tarjeta de crédito, sin embargo, puedes llevarte una sorpresa (desagradable) al llegar a casa y comprobar las comisiones tan altas que te han cobrado. Antes de viajar, pregunta a tu banco y si te cobra dichas comisiones, paga todo en efectivo.

Tu móvil, tu aliado

Es aconsejable que tengas la posibilidad de contratar una tarifa de datos internacional, con el móvil podrás solucionar muchos problemas cuando estás en el extranjero, por lo que no lo olvides. Ya que también te servirá de GPS.

Ten todas las vacunas

Si vas a países africanos o incluso asiáticos, te convendría vacunarte de ciertas enfermedades. Por este motivo, dirígete antes a tu centro médico para que te pongan al día de las vacunas y puedas viajar sin riesgos de infecciones.

Seguros médicos y de viajes

Aunque pienses que eres eterno, puede ocurrirte cualquier accidente en tu viaje. Para guardarte las espaldas, te recomendamos que contrates un seguro médico para que estés protegido allí donde te encuentres. También es aconsejable que tengas un seguro de viaje por si pierdes un avión o sufres un robo.

Haz todo con tiempo

Dar la vuelta al mundo no es algo que se vaya a planear en una sola semana, por lo que, si tienes pensada la fecha aproximada del primer vuelo, tendrás que ponerte manos a la obra mucho antes, con varios meses para no dejar ningún cabo suelto. Esto te dará mucha más información y podrás disfrutar con más tranquilidad.

Vuelos reservados

Si tienes la oportunidad, reserva todos tus vuelos con antelación. Si lo dejas todo a última hora, puede ocurrir que te quedes sin viajar y pierdas una reserva que tengas en otro país. Es recomendable tenerlo todo atado, pero si algo falla cuenta con algún plan B.

Agenda de datos

Ya sea un cuaderno, una hoja de papel o el propio móvil, ten siempre en tu poder una agenda en la que puedas apuntar todos los datos del viaje, desde los lugares a los que quieres ir, los números o correos electrónicos de los hoteles, los horarios de avión. Todo. De esta manera no se te podrá olvidar nada.

Ten un contacto en tu origen

Es importante que vayas informando a alguien de confianza en tu origen. De esta manera podrás decirle que estás bien y que todo marcha como es debido. Deberás decirle donde te vas a alojar, los vuelos que tomas y toda tu ruta, podrás hacerlo fácilmente si el hotel tiene Wi-Fi, aunque actualmente cualquier ciudad tiene un punto de conexión gratuita.