Cuándo merece la pena reparar un móvil y cuándo no

Si notas que el móvil no está funcionando correctamente, seguro que te estás preguntando si arreglarlo o en cambio es mejor comprar uno nuevo. Darte una respuesta no es fácil porque todo dependerá de diferentes factores. Por ese motivo te vamos a mostrarte diferentes supuestos para que puedas valorar si realmente te interesa reparar el móvil o no.

1- Garantía del móvil

Normalmente los móviles siempre suelen venir acompañados de dos años de garantía. En caso de tener garantía, te recomiendo hacer uso de la misma para no tener que renovar el móvil y en consecuencia poderle sacar más provecho.

Eso sí, la garantía solo cubre algunos problemas. Por ejemplo, no se hace cargo de posibles caídas o un uso inadecuado. Hay que tener en cuenta esos detalles para ver si realmente podemos acceder a la garantía que por ley nos ofrece el fabricante.

2- Tiempo del teléfono

Los expertos en reparaciones de móviles de Futursat.com nos han comentado que la edad del teléfono tiene que ayudarnos a saber si todavía sigue siendo una buena opción repararlo o no. Es decir, si nuestro móvil ya tiene muchos años, lo más seguro es que sea más rentable cambiarlo por uno nuevo. No por el precio de la reparación, sino porque el móvil de por sí ya se estará quedando antiguo y no nos ofrecerá tantas funcionalidades como un móvil nuevo.

En cambio, si el móvil tiene pocos días o meses, entonces lo más seguro es que lo llevemos a reparar para seguir disfrutándolo. Eso demuestra que la edad del dispositivo tiene que darnos una respuesta directa de si realmente nos interesa realizar la reparación o no.

Para tener una respuesta, es importante ver los pros de comprar un móvil nuevo y de repararlo. La columna con más pros será la mejor decisión. Por ejemplo, es importante tener claro que te aportaría comprar un móvil nuevo frente al que tienes actualmente. Si la respuesta es nada, eso significa que el móvil es nuevo y en consecuencia repararlo sea más interesante. Normalmente, si el móvil tiene uno o dos años, es complicado que encuentres motivos para buscar un cambio, de aquí que la reparación sea la mejor opción. Siempre y cuando el precio de la misma no sea más elevado que el precio de un terminal nuevo.

Si el móvil ya tiene varios años, entonces a los profesionales en reparación de móviles tendrán problemas a la hora de encontrar las piezas necesarias para esa reparación. Si buscar las piezas resulta complicado, el precio final de la reparación será más elevado del esperado. En ese caso directamente te recomiendo comprarte un móvil, a no ser que le tengas mucho cariño y no te quieras desprender del mismo.

3- Valor del teléfono y batería

Si no hace mucho que has comprado el móvil y su precio fue alto, entonces seguramente te interese repararlo porque la inversión inicial ha sido grande. No es lo mismo intentar reparar un móvil que nos ha costado 1000 euros que un móvil que su precio es de tan solo 100 euros. Cuanto más caro, mayor tendrá que ser la probabilidad de reparación porque realmente no es lo mismo tirar a la basura un móvil barato que uno grande.

Como nos comentan los expertos, no merece la pena reparar un móvil que tiene un coste inferior a la propia renovación. Además, muchas personas suelen optar por la regla del 50%. Si el precio de la reparación supera la mitad del móvil nuevo, entonces no suele interesar la reparación a no ser que el móvil tenga un alto valor económico o sentimental. Si no cumple ninguna de las dos cosas mencionadas anteriormente, entonces lo mejor será gastar un poco y optar por un móvil nuevo. Siempre será nuevo y en principio nos durará mucho más tiempo que si lo reparamos. Piensa que la vida útil es otro factor a valorar para ver si realmente nos interesa la reparación.

4- Reparar el móvil uno mismo

Si tienes claro que puedes hacer la reparación tú mismo, no lo dudes y hazlo. No solo te sentirás mucho mejor contigo mismo, sino que además podrás ahorrar mucho dinero. En ocasiones el problema puede ser pequeño y en consecuencia la reparación la podemos realizar nosotros mismos.

En el caso de necesitar piezas especiales para realizar la reparación, tienes que ver cuál es su coste. Una vez que has hecho números seguro que te será mucho más fácil decidir si realmente merece la pena la reparación o no. La ventaja de esta opción es que no tendrás que hacer frente a los gastos relacionados a la mano de obra. Eso suele hacer que la decisión de reparación suela ser la más interesante.

Si el problema viene dado por la propia batería, entonces la reparación será muy sencilla. Pero dependiendo del funcionamiento del resto del móvil y del precio de la misma tendrás que ver si es mejor realizar la reparación o no.

5- Pensando en el medio ambiente

Se ha demostrado que cada vez son más las personas que optan por la reparación frente a la nueva adquisición. Uno de los principales motivos que están provocando esta nueva tendencia es el cambio de mentalidad de las personas. Cada vez son más las personas que se preocupan del medio ambiente y en consecuencia quieren dar una segunda vida a sus móviles. Saben que los materiales con los cuales han sido fabricados son contaminantes y difíciles de conseguir. Por ese motivo, optan por darles una segunda oportunidad a través de la reparación.

Si ves que el móvil ya es muy viejo o directamente ya no puede ser reparado, entonces lo mejor que puedes hacer es llevarlo a un punto limpio para que todas sus piezas puedan ser recicladas. El móvil tiene muchas piezas contaminantes. Llevando el móvil a un punto limpio darás una segunda oportunidad a sus componentes y en consecuencia el medio ambiente te lo agradecerá. Un pequeño gesto puede ayudar mucho al planeta, de aquí que muchas personas opten por esta opción cuando la reparación ya no es posible.