Diferencias entre técnica FUE y técnica DHI en trasplantes capilares

En el siguiente artículo vamos a contarte las principales diferencias entre la técnica FUE y la técnica DHI a nivel de implantes capilares. Nuestros expertos han revisado las dos técnicas de trasplantes capilares y a continuación te presentamos las características principales de cada una de ellas para que puedas elegir la que mejor se adapte a lo que estás buscando en este momento, así como a tu tipo de problema capilar principal.

Diferencias entre la técnica FUE y la técnica DHI

En primer lugar debes saber que la técnica FUE de Extracción de Unidades Foliculares suelen aplicarla los médicos que se basa en recolectar injertos y raíces para implantarlas después en el cabello de la personas con problemas capilares. Cuando ya se han obtenido los resultados de las pruebas, los médicos aprueban que se puede realizar esta técnica y por tanto se procede primero a sacar todos los folículos de la zona donante de los pacientes para después pasar a injertarlos en el siguiente paso. Un punto a destacar en esta técnica es que suele requerir del rapado de cabeza de los pacientes, con lo que es una técnica que no suele gustar mucho a las mujeres.

Por su parte la DHI es una técnica más novedosa que actualmente también se practica en todo el mundo y que realmente es una variación de la FUE en la que después de extraer los folículos se injertan en la zona con un método DHI que se diferencia de la FUE porque se usa un dispositivo denominado Choi implanter o también Lápiz de Choi que permite hacer trasplantes capilares sin rapar a los pacientes, con lo que es una técnica muy valorada por las mujeres. Esto es así porque como no es necesario rapar la zona en la que se injertarán los folículos la técnica es mucho más eficiente en algunos casos.

Ahora bien, antes de someterse a esta técnica los pacientes deben superar algunas entrevistas y los doctores les deben dar la aprobación para estar seguros de que van a poder operarlos con este tipo de tratamiento, puesto que en caso contrario sería mejor optar por la FUE clásica si es que los expertos consideran que es la mejor alternativa para un paciente en concreto.

Así, la zona que sí se debe rapar es la zona donante (que normalmente es la nuca) y los folículos que se extraen su ubican después en el Choi consiguiendo que se puedan abrir los canales y colocar los folículos al mismo tiempo como vemos en emrahcinik.com, dónde son expertos en este tipo de técnicas. Como decimos, la diferencia fundamental que hace que para muchas mujeres la técnica DHI sea la elegida es que en estos casos no tienen que rapar la zona de los injertos mientras que con la técnica FUE sí que se debe rapar la zona donante, y también la zona del injerto.

Además, al hacer un trasplante capilar usando la técnica FUE se suele usar el método para sacar e insertar después los folículos mientras que con la técnica DHI el método que se usa es directamente para injertar los folículos. Es una variante de la técnica fue diferente para los injertos pero igual que la FUE en la primera parte del tratamiento.

Asimismo, mientras la técnica DHI se basa en la injerción de los folículos nada más extraerlos, la FUE saca después todos los folículos y cuando ya se ha realizado este proceso es cuanto se empiezan a injertar de forma eficiente para conseguir un resultado óptimo.

Con todo, la técnica DHI es por tanto mucho más interesante si se está buscando el lograr insertar cabello con mucha más intensidad que con la FUE. Además, otro punto a tener en cuenta a la hora de elegir uno u otro tratamiento es que con la DHI los pacientes apenas sangran mientras que con la técnica FUE normalmente se suele sangrar bastante más en la mayoría de casos.