¡Es verdad!, los hombres también se ponen extensiones de pelo

Cuidar de nuestra imagen no es algo que esté delimitado a un único género, y es que, aunque según qué complementos se suelen adjudicar mayoritariamente a las mujeres, lo cierto es que los hombres también se preocupan por su aspecto. Sin ir más lejos, existen extensiones de pelo específicamente pensadas para la cabellera masculina, y, aunque te parezca inverosímil, son cada vez más los hombres que las solicitan. Sí, no cabe duda de que la principal preocupación de los hombres con respecto al pelo es perderlo, pero eso no quita que haya hombres que se preocupen por el volumen de su cabellera. Al fin y al cabo, todo se reduce a la imagen que damos de nosotros mismos, y estar a gusto tanto con nuestro cuerpo como con nuestro aspecto es de vital importancia para nuestra autoestima.

Supongo que tienes muy claro el motivo por el cual las mujeres recurren a una extensión de pelo, y probablemente conoces los diversos tipos que existen de estos complementos, pero es posible que no tengas una idea tan formada de lo que son las extensiones masculinas, ni de cuál es el uso que se le da. Los motivos por los que los hombres recurren a las extensiones de pelo no distan tanto del motivo por el cual lo hacen las mujeres, y es que la melena es una parte muy importante de nuestra imagen, y no hay nada de malo en querer cuidarla y experimentar con ella lo máximo posible. Probar diferentes peinados o eliminar complejos relacionados con el cabello nos ayuda tanto a conocernos a nosotros mismos como a estar más a gusto en nuestra propia piel, y todo el mundo tiene derecho a ello.

Ahora bien, las mujeres suelen utilizar extensiones para conseguir una melena mucho más larga, o incluso extensiones previamente peinadas para no tener que pasar horas peinándose. No es difícil encontrar extensiones de muchísimas características distintas, como las que encontrarías en Extensiones-Meghan.com, y es que las hay de todo tipo y para todo el mundo: de colores distintos, rizadas, lisas, onduladas, trenzadas, adhesivas o de coletero. Sin embargo, el motivo por el cual los hombres recurren a esta técnica no se centra únicamente en conseguir un pelo más largo, aunque es evidente que hay muchos casos en los que quieren conseguir ese efecto. La principal razón de estas extensiones masculinas es la búsqueda de volumen.

Por qué recurrir a extensiones de pelo masculinas

Como ya he mencionado antes, la principal preocupación de los hombres con respecto al pelo es la posibilidad de perderlo. La calvicie es algo que afecta mucho más a varones que a mujeres, y son pocos los hombres que se libran de llegar a la vejez completamente calvos. Ahora bien, si bien existen técnicas de injerto capilar que le puede ayudar en caso de estar perdiendo cabello, lo cierto es que las extensiones masculinas pueden ser una solución mucho más práctica (y también más temporal) en según qué casos. Las extensiones no están pensadas para pretender que hay pelo donde no lo hay, y es que el propio nombre indica que se trata de un complemento que extiende. No puedes extender el cabello allá donde ya no hay cabello. El objetivo de estas extensiones, pues, es incrementar el volumen del pelo.

La preocupación masculina no tiene por qué basarse únicamente en la pérdida de pelo, también pueden no sentirse del todo a gusto con la naturaleza de su pelo. Si lo tienen ralo o muy fino, no hay nada de malo en querer lucir una melena mucho más frondosa, y las extensiones pueden contribuir a conseguir que la imagen que les devuelve el espejo se ajuste mejor a la imagen que ellos tienen de sí mismos. Además, existen extensiones con color que permiten añadir diferentes tonos a la cabellera masculina sino por ello tener que dañar el pelo, de ahí que se trate de una técnica que está cogiendo cada vez más fuerza. Y, por supuesto, el look masculino de pelo largo es también una razón de peso para colocar extensiones. Si a un hombre le gusta cómo le queda la media melena, pero no tiene paciencia para dejarlo crecer, las extensiones pueden ayudarle a alcanzar el look que quiere mucho más rápido.

Como veis, las extensiones capilares son una opción muy inteligente y muy práctica tanto para mujeres como para hombres, y todo aquello que pueda darnos un empujoncito de autoestima debe de ser bienvenido. Lo único que todavía no se ha inventado y que constituiría una revolución en las peluquerías son las extensiones de barba, ya que de un tiempo a esta parte se ha puesto de moda lucir una bien cuidada y frondosa. Hasta entonces, los hombres tendrán que esperar pacientemente a que les crezca por su cuenta.