¿Cómo cuidar nuestro calzado de cuero?

¿Cómo cuidar nuestro calzado de cuero?

Que la cera es lo mejor para cuidar y tratar el calzado de cuero es algo por todos sabido y en lo que todos estamos de acuerdo. Pero lo que no todos sabemos (y yo el primero, he de reconocerlo) es como aplicar correctamente la cera para que mis zapatos se mantengan durante mucho tiempo con el aspecto del primer día.

Hoy investigando cómo encerar correctamente unos zapatos me he encontrado con buenos consejos y he pensado que a todos os vendrá bien saberlos, por ello a continuación os dejo con estas sugerencias para mantener el cuero en perfecto estado.

Botas de cuero Versace para H&M

Encerar el calzado de cuero, todo un arte

“Aplicar la cera en el zapato y extenderlo, eso es todo”. Así pensamos muchos que se encera un zapato, pero investigando un poco te das cuenta que el encerado de los zapatos de cuero es todo un arte y que éste requiere seguir unas pautas.

Lo primero que debemos tener es el material apropiado. Por supuesto necesitaremos una buena cera para el cuero, un par de cepillos para zapatos y un trapo limpio. Y lo siguiente que tenemos que hacer es aplicar la técnica correcta para aplicar la cera, por supuesto.

Bota alta modelo dockside de cuero

Técnica para aplicar la cera

Lo primero que debemos tener es paciencia, ya os lo adelanto. Porque este proceso conlleva una serie de etapas que hay que respetar. Lo primero que tenemos que hacer es limpiar perfectamente el zapato y quitarle cualquier resto de polvo que pueda tener. Para ello utilizaremos el cepillo especial para zapatos y prestaremos especial atención a los pliegues y a los bordes de la suela.

Una vez el zapato limpio, con el trapo aplicaremos la cera nutritiva para el cuero en pequeños círculos. Una vez hecho esto, con un cepillo diferente aplicaremos un betún del mismo color que el calzado empezando por los costados y yendo hacia las viras del zapato. Todo ello con un movimiento lineal de ida y vuelta.

Por último dejaremos secar los productos que acabamos de aplicar y para terminar con el primer cepillo que utilizamos (habiéndolo previamente limpiado del posible polvo que haya podido recoger del zapato) frotaremos de nuevo para darle un brillo supremo al zapato.