Guía básica para respetar la norma APA en tu TFG o TFM

La famosa norma APA nació para conciliar una misma estructura en todos los trabajos o documentos científicos, buscando que la lectura fuese mucho más clara y precisa y no se tuviesen que encontrar diferentes trabajos con, por ejemplo, un tamaño o tipo de fuente diferente. En esta guía básica te vamos a dar los mejores trucos para respetar la norma APA en tu TFG o TFM y por lo tanto, saber qué tu trabajo estará aceptado.

Nociones básicas la norma APA

El primer paso que deberás de dar es cambiar el formato de fuente que tenga tu editor de texto. Dentro de las normas APA el tipo de fuente que hay que utilizar por obligación es Times New Roman, ya que es la que mejor se puede leer en estos casos y también porque, uses el editor o procesador de textos que uses o el lector, en todo momento será leído fácilmente, gracias a que se trata de un tipo universal, por lo que no habrá problemas ni de compatibilidad ni de comprensión.

Bien es cierto que las universidades, para evitar ser extremadamente rígidos con estos datos, pueden facilitar a sus estudiantes la confección de trabajos universitarios o la elaboración de los TFG en tipología Arial. Por otro lado, el redactor deberá de usar en todo momento el tamaño 12 en sus escritos, tanto para los títulos, como para los subtítulos o el contenido, por lo que se deberá de eliminar el colocar el título más grande que el resto, puesto que esto puede quedar variado si se cambia el archivo de un formato a otro o de un lector a otro modelo. Respecto al color de la fuente, deberá ser negro, por lo que no podremos utilizar combinaciones de colores para reseñar una parte u otra, sino que todo deberá estar dentro de un mismo aspecto.

Cuando realizamos un trabajo importante, debemos dejar de usar la primera persona del singular para expresarnos. Es decir, escribir en un documento importante de esta envergadura el “yo” es algo que al final nos traerá problemas ya que no está aceptado como correcto en las normas APA, al igual que usar la primera persona del plural, debiéndose de utilizar en todo momento la tercera persona del singular. Otro punto esencial es que en el trabajo no expreses ningún punto de vista propio ni tampoco una opinión, puesto que esto no dará carácter científico a tu escrito, a no ser que el profesor o normativa de tu Universidad si te lo pida.

Cómo conseguir ayuda para un trabajo universitario, TFM, TFG, PEC o Actividad

Bien es cierto que no todo el mundo tiene las habilidades necesarias para realizar un trabajo académico de calidad, ya bien sea por falta de tiempo, de información, ya que muchos tutores que supervisan los TFM o TFG no pueden aportarte su experiencia puesto que no la tienen o simplemente han usado la supervisión para cubrir huecos pero no les interesa en absoluto el resultado de tu trabajo y pasan por completo del resultado de lo mismo, teniendo la problemática de que, cuando lo expongas y lo entregues te juegas mucho, no solo porque la nota puede verse reducida, sino porque puedes correr el riesgo de dejar unos puntos esenciales para optar a una beca para un Máster que quieres o incluso para competir por un puesto de trabajo.

Una de las opciones más interesantes que existen hoy en día para este tipo de problemática es comprar TFG o TFM ya que existen muchas empresas o profesionales que se dedican a la elaboración de los trabajos de fin de grado o incluso a darte ayuda a la elaboración, consiguiendo que el trabajo que vayas a entregar tengas la suficiente seguridad de que estará bien corregido y que la puntuación será alta. Aunque pueda parecer algo que pocas personas realizan, cada día son más los alumnos y estudiantes que dejan en manos de especialistas sus TFG o incluso el PEC de su centro, consiguiendo de esta manera poder dedicar el tiempo que se tiene a otros quehaceres ya bien sea para descansar, trabajar o incluso para estudiar otra asignatura que se te viene encima pero que debido a este tipo de trabajos, el tiempo se te vuelve muy corto.

Muchos estudiantes lo solicitan incluso para poder prepararse un nivel de idioma alto, consiguiendo de esta manera un mayor rendimiento para optar a un puesto superior y a una mayor nota. Estos profesionales que realizan o ayudan en los TFM cuentan con años de experiencia dentro de este sector y no se trata de otros alumnos que al final lo que recibes no es de la calidad deseada, sino que van a saber del tema del que versa tu trabajo, y además, saben muy bien sobre las normas APA y respetarán todas y cada una de ellas con el fin de que puedas tener todo bajo control y sin ningún tipo de problema que pueda hacer que se te eche para atrás. Además, la realización es privada, es decir, que nunca tu Universidad sabrá que has usado los servicios de estos expertos, por lo que podrás quedarte seguro de que tu trabajo será tuyo y nadie podrá dudar de esto.