Trucos fáciles para conciliar el sueño y dormir mejor

Dormid es uno de los grandes placeres de nuestra vida. Recuerda esa vez en la que llegaste muy cansado después de un día agotador, recuerda cómo se sentía tu cuerpo, lo pesado de tus párpados, la languidez de tu cuerpo, el singular deseo por acostarte y no saber más de la existencia. Recuerda cómo te levantaste al otro día, el placer de sentir todas tus energías de vuelta. Ahora imagina que no pudieras dormir. Que por más vueltas dadas en la cama sintieras lejos el sueño. Aunque dormir sea un placer, también se puede transformar en un suplicio cuando no puedes hacerlo. En el siguiente texto te daremos algunos consejos para que puedas dormir rápido y mejor.

Horario

¿Eres de esas personas que duermes a diferentes horas todos los días? Posiblemente eso esté arruinando tu noche. Nuestro cuerpo se acostumbra a horarios de manera muy sencilla: despertar temprano, comer a ciertas horas, dormir en la noche. Todo es una rutina y esto es lo que debes tener, una buena rutina de sueño. Pon una hora en el reloj y acuéstate todos los días a esa hora, verás que en poco tu cuerpo te pedirá dormir temprano, y descansarán como nunca.

Relájate

Usualmente cuando el día es muy agitado solemos llevarlo con nosotros a nuestra cama. Con esto nos referimos a que las vicisitudes, los problemas, cosas que se dijeron o no se dijeron, recuerdos que nos atormentan antes de dormir y que son una de las principales fuentes de insomnio. Lo que te recomendamos en estos casos es que intentes relajarte, en internet existen cientos de técnicas de relajamiento y meditación, practica alguna de ellas y verán cómo tu mente se despejará y más temprano que tarde llegará el sueño.

Ejercicio

Lo primero que debes entender es que el ejercicio es muy bueno para ti, practícalo siempre que puedas ya sea en pequeñas o grandes cantidades. Al hacer esto, además de mantener tu cuerpo sano, al final del día el cansancio te vencerá y dormirás como un bebé toda la noche. Tu cuerpo siempre buscará recuperarse del trabajo que ha realizado en el día, así que ya sabes, levántate y ponte con el ejercicio.

Comodidad

Nada mejor que dormir, pero dormir con comodidad. Cuando te acuestas sobre un colchón cómodo el sueño no tarda en llevar, por lo mismo intenta tener una cama suave, que te ofrezca bienestar a tu espalda, una almohada donde puedas descansar bien el cuello y la cabeza. Es verdad que quizá debas invertir un poco más, pero a la larga será mucha más ganancia de la que puedes imaginar. Si quieres saber un poco más, te aconsejamos que visites mevoyadormir.com.

Evitar

Existen ciertas cosas que debes evitar antes de acostarte a dormir, por ejemplo el alcohol, las comidas pesadas o el cigarrillo. Este tipo de cosas puedes trastocar tu sueño, evitar que descanses e interrumpir las tranquilidad de tu mente.

Luces

En este apartado te vamos a pedir que revises tu cuarto ¿existe alguna luz que te incomode de noche? Quizá por la ventana entre un rayo de luz o algo por el estilo. Intenta que tu cuarto se encuentre en penumbras, pues esto es primordial cuando a dormir se refiere. Claro que existen personas que pueden dormir con las luces encendidas, pero si tienes problemas en este apartado, te aconsejamos oscuridad total.

Siestas

Es norma que después de almuerzo nos tomemos alguna pequeña siesta, esto con el afán de relajarnos en medio del trabajo; no obstante, si tienes problemas para dormir es mejor que no lo hagas. Cuando nuestro cuerpo ha dormido en otros momentos del día, resulta difícil que vuelva a conciliar el sueño fácilmente. Lo mejor es que descanses de otra manera y conserves ese preciado sueño para la noche, donde puedes dormir las horas indicadas.