Nuevas formas de sorprender a tu pareja en la cama

 

Si vuestra rutina en la cama se reduce al misionero y a dos o tres posturas más a lo sumo, es quizás un buen momento de sorprender a tu pareja en el sexo, consiguiendo que se vuelva a despertar la pasión entre los dos y a disfrutar de unas relaciones más completas y que os den la posibilidad de experimentar vuestra sexualidad al límite. En esta guía vas a encontrar muchas formas interesantes para que os volváis locos en la cama y que todo el mundo puede disfrutar plenamente.

Creatividad capilar

Una de las maneras para sorprender a tu pareja en la cama es bastante sencilla, pero en ocasiones puede ser muy eficaz. En el mercado existen muchas maneras de rasurar tu vello púbico para darle la forma que deseas, desde un corazoncito, rombo e incluso una inicial, todo va a venir repercutido de tu habilidad con la cuchilla. También hay otras personas que se lo tiñen con colorantes especiales.

Condón con la boca

Una de las sensaciones que va a conseguir que tu pareja se vuelva loco es colocarle el condón con la boca. Bien es cierto que requiere un poco de práctica y por lo tanto, tendrás que hacerlo varias veces, pero la idea es que puedas hacerlo muy lentamente, para que esta experiencia sea muy gratificante, y como decimos, con algo de práctica podrás colocárselo completamente sin necesidad de usar las manos.

Cenita y peli

Prepara a tu pareja una cena de lo más romántica, pero también con puntos picantes, como también la manera de ir vestido, todo tiene que tener un toque erótico aunque sutil y después de esta cena, poner una película pero porno, ya veréis como al final esta nueva forma de sorprender es muy gratificante y podréis, como se comenta en este artículo especializado practicar todo lo que veáis en la película, incluso sexo anal si os apetece.

Noche de striptease

Debemos de perder la vergüenza y la timidez con nuestra pareja, sorprenderla con algo especial que le guste y que pueda conseguir que se ponga a mil. Una de las formas es con un striptease. Compra algún artículo de lencería íntima que pienses que va a causar furor o que no suelas ponerte, para luego, con una luz tenue en el salón o en la cama, hacerle un baile muy sensual y pasional, pudiendo incluso desnudarte frente a él o ella, rozarte o incluso masturbarte de una manera que pueda hacer que la persona con la que compartes cama sienta deseos de hacerlo ella misma.

Lenguaje obsceno

Las palabras sucias o lenguaje obsceno pueden calentar mucho en una cena romántica o cuando vas por la calle, si sabes que esa noche toca, empieza a decirle al oído todo lo que quieres hacerle, pero no termines cuando estáis teniendo relaciones, sino que también deberás de decírselo mientras estáis en la cama. El nivel de las palabras sucias lo elegís vosotros, ya bien sean palabras traviesas que expresen lo que quieres hacerle o como te sientes sin ningún pudor, hasta otras algo más subidas de tono que pueden conseguir que la otra persona tenga deseos de hacértelo con toda la pasión del mundo. El límite lo ponéis vosotros.

Experimenta

Una de las mejores formas de sorprender a tu pareja es, por ejemplo decirle que quieres experimentar cualquier situación en la cama. Bien puede ser un cambio de roles o dejar de lado el misionero para hacer otras posturas, lo importante en este caso es que podáis crear incluso unas reglas o juego en el que no podréis hacer una u otra cosa durante un par de semanas, por lo que, si queréis tener sexo, tendréis que probar algo completamente nuevo.

Comida y sexo, una combinación deliciosa

Es importante probar cosas nuevas y una puede ser combinar la comida o los sabores con el sexo. Puedes probar todo lo que se te ocurra, desde los habituales chocolates corporales que puedes poner sobre el cuerpo de tu pareja para luego disfrutarlos en este “plato”, como también diferentes lubricantes con sabores frutales. En el mercado tienes muchas posibilidades, incluso ropa interior realizada con caramelos o que son comestibles para que, una vez devorada esta lencería, puedas devorar a tu pareja con mucha voracidad y disfrutar como nunca de vuestras relaciones sexuales.

Rompe con la rutina

Es importante que, para sorprender, se deba romper la rutina que tenéis en la cama y si es tu pareja quien suele tener las riendas de la relación, haz que esto sea lo contrario, lleva tú el control, sorpréndelo o al contrario, si eres tú siempre quien comienzas, deja que tu pareja siga con el juego, ya veréis que al final todo va a ir mucho mejor, marchará y podréis disfrutar del amor y del sexo de una manera mucho más interesante, pudiendo volver de nuevo a vuestros primeros encuentros en los que todo era nuevo y muy sabroso.