Cómo abrir una puerta de garaje sin el mando

En la actualidad existen dos tipos de puertas de garaje, las manuales de toda la vida y las automáticas. Aunque es verdad que las puertas de garaje automáticas poco a poco son las más predominantes. Eso se debe a que son muy cómodas y su precio cada vez es más económico.

Las puertas automáticas, como todo en esta vida, se pueden estropear. Pero eso no significa que no se pueda abrir la puerta del garaje. Hoy te vamos a enseñar como abrir una puerta de garaje sin mando, para que puedas ver que hay distintas opciones.

¿Puedo abrir una puerta de garaje sin mando cuando se va la luz?

Claro que sí, todas las puertas automáticas de garaje vienen preparadas para abrirlas de manera manual en caso de fallo mecánico o falta de energía. Para realizar la apertura de manera manual, solo tenemos que encontrar el mecanismo de desbloqueo. Suele ser un botón que se encuentra en la zona del motor. Solo hay que pulsarlo y la puerta pasa a ser manual.

Hay que tener en cuenta que cuando el motor no recibe luz, de manera automática el mismo se bloquea. Eso significa que la puerta no abre ni cierra. Pero gracias a este mecanismo, podemos realizar los movimientos de manera manual sin apenas esfuerzo.

Eso sí, nuestros expertos de MetalBlinds nos comunican que no todos los motores cuentan con ese tipo de extras. Hay algunos motores que no ofrecen la opción de apertura manual. Por ese motivo, si vas a renovar tu puerta, lo mejor que puedes hacer es optar por un motor que cuente con doble función. De esa manera, en caso de fallo o falta de energía, podrás pulsar el botón y usar el modo manual.

Para evitar problemas, es muy importante no dejar las cosas para última hora. Cuando el profesional acuda a tu garaje, independientemente de si el mismo es comunitario o individual, le deberás pedir que te indique cómo se desbloquea la puerta. Así te mostrará qué botón o mecanismo hay que accionar para que el modo manual funcione. Es muy fácil, pero te puedo asegurar que cuando vamos con prisa, descubrir el botón resulta mucho más complicado.

Y en el caso de que no hayas solicitado esa información y veas que la puerta no funciona, debes saber que todas las marcas cuentan con un servicio de atención al cliente. En ese caso, sólo deberás ver de qué marca es el motor y llamar. Una vez en contacto con ellos, rápidamente te dirán dónde se encuentra el modo desbloqueo.

Finalmente, queremos añadir que este sistema de apertura manual no solo es útil cuando no hay electricidad o se ha estropeado por algún motivo el motor. También puede sernos de gran utilidad cuando hemos perdido u olvidado el mando. Recuerda, lo importante es que tu modelo de puerta te ofrezca el modo manual. Si no cuenta con ese extra, entonces la apertura no será posible hasta que la luz vuelva o el motor sea reparado por un profesional. Y eso en ocasiones puede llevar bastante tiempo.

¿Puedo abrir una barrera automática sin mando?

Como sucede con las puertas automáticas, la respuesta es sí. Lo importante es contar con una barrera automática que permita el desbloqueo. Si todavía no dispones de una, en MetalBlinds podrás encontrar la mayor gama de barreras automáticas de parking del mercado. Te vendrán realmente bien para los parkings comunitarios. Son económicas, eficaces y lo más importante, dan muy buenos resultados.

Como sucede con las puertas automáticas, hay que saber dónde se encuentra el botón de desbloqueo y por supuesto si el mismo existe. La gran mayoría de barreras automáticas nos ofrecen ese botón, pero no todas.

Una vez localizado, cuando la barrera no funcione de manera automática por cualquier motivo, solo habrá que pulsar ese botón. Una vez accionado el mecanismo, solo te quedará subir y bajar la barrera de manera manual. No olvides bajarla cuando hayas pasado con el coche o sino no hará su función.

Y por supuesto, si el problema no es energético, sino una avería, llama al servicio técnico cuanto antes. Así el problema será resuelto con antelación y en consecuencia podrás volver a disfrutar de las ventajas que ofrecen las barreras automáticas de parking.

Cómo abrir una puerta de garaje sin mando

En la actualidad hay diferentes opciones a la hora de abrir la puerta del garaje sin mando. Todo depende del tipo de puerta que esté instalada en el garaje. Por ese motivo, te vamos a mostrar cómo abrir los principales tipos de puertas. Así te será más fácil realizar el desbloqueo y pasar con tu vehículo.

1- Cómo abrir una puerta basculante

Nuestros expertos en puertas automáticas de Metal Blinds nos informan que son de las puertas más usadas en la gran mayoría de garajes comunitarios.

En este caso, la puerta en primer lugar se tiene que desbloquear y luego realizar la apertura oportuna. Dependiendo del modelo, se puede realizar empujando hacia arriba o desplazando hacia atrás.

Normalmente, para realizar el desbloqueo es necesario introducir la llave en la cerradura y usar la maneta interior y girarla en la dirección adecuada. Es una de las puertas más sencillas de abrir en caso de que el motor no funcione, de aquí que sea una buena alternativa para las zonas en las cuales la luz suele ir bastante.

2- Cómo abrir una puerta seccional

En este caso, el desbloqueo se realiza a través de una cuerda o manilla. El objetivo es realizar el desbloqueo y liberar la puerta. Eso hace que el sistema de apertura manual no sea demasiado complicado.

Una vez realizado el desbloqueo, solo hay que empujar hacia arriba cuando queremos abrir la puerta y hacia abajo para cerrarla.

3- Cómo abrir la puerta corredera

En este caso, la apertura y cierre se realiza a través de una guía. En este caso, la apertura tampoco es complicada. Una vez realizado el desbloqueo, normalmente con la llave, la puerta se abre y cierra empujándola. Solo se debe deslizar por la guía, es decir, no hace falta hacer demasiado esfuerzo.

¿Es seguro abrir las puertas de garaje sin mando?

La respuesta es sí, aunque hay que recordar que han sido diseñadas para usarse de manera manual. Solo se debe usar el modo manual en los momentos en los cuales sea necesario. No se debe abusar del modo manual o la puerta sufrirá bastante.

Esto quiere decir que el modo manual solo lo deberíamos usar en los casos de emergencia. Por ejemplo, tenemos que sacar el coche del garaje y vemos que no hay luz. Usamos el método manual y listo. Pero si el motor funciona, el mismo deberá ser el que realice el trabajo. No solo por comodidad, sino porque han sido fabricadas para ese fin.