Consejos para mudarse solo por primera vez

Si va a mudarte solo por primera vez, es normal que te asalten los nervios y las dudas a la hora de conseguir comenzar tu nueva vida sin cometer muchos errores. A continuación te presentamos algunos consejos y recomendaciones de los expertos para mudarte solo con éxito por primera vez.

Escoger un lugar que nos guste

Sin duda, uno de los primeros puntos que debes tener en cuenta si vas a mudarte solo por primera vez es que deberías escoger siempre un lugar que te agrade. Tanto a nivel de ubicación de la vivienda como en lo que a la vivienda en general se refiere. Te vas a dar cuenta de que vas a empezar a pasar más tiempo en casa al poder estar a tu aire, y por tanto es fundamental que ésta no te agobio y te resulte acogedora. Además, debes escoger una zona que esté bien comunicada a nivel de transporte y una vivienda que cuente como mínimo con las comodidades básicas para que puedas vivir tranquilamente y sin contratiempos.

Elaborar algunas listas de “cosas básicas”

Por otro lado, los expertos también recomiendan elaborar listas con cosas básicas antes, durante y nada más terminar la mudanza. Piensa que para vivir solo la organización es fundamental, con lo que, aunque nunca lo hayas hecho antes, podría ser interesante el empezar a hacer listas de las cosas que necesitas o que no pueden faltar en tu hogar. De esta manera no olvidarás ninguna de las cosas que más necesitas para tu nuevo hogar y conseguirás ponerlo a punto para poder disfrutarlo en mucho menos tiempo.

Ser organizados desde la mudanza

Por todo esto, los expertos recomiendan ser totalmente organizados desde el principio de la mudanza. Lo mejor será tener todas las cosas organizadas en tu antiguo hogar por cajas antes de salir para tu nueva casa, ya que de esta manera será mucho más sencillo el poder transportar toda tu vida hasta tu nuevo hogar. Del mismo modo, si tienes muchas cosas, sería recomendable contratar los servicios de unos buenos expertos en mudanzas como Mudanval, ya que sólo de esta manera conseguirás que todo el proceso sea perfecto y podrás empezar a disfrutar de tu nuevo hogar en solitario cuanto antes.

Conseguir los “básicos imprescindibles”

Antes de comprar otras cosas, si vas a mudarte solo por primera vez, es fundamental que te hagas con algunos básicos imprescindibles para poder empezar tu vida en solitario. Además de una buena cama, una nevera, una estufa para el invierno y un buen sofá, sin duda tampoco pueden faltar en tu hogar los artículos de aseo y de limpieza, que en un principio podrás minimizar al máximo, adquiriendo sólo los estrictamente necesarios, así como productos alimentarios los más saludable posibles, ya que la tendencia al mudarnos solos suele llevarnos a terminar comiendo cosas poco saludables.

Domiciliar los pagos

Además de adquirir cuanto antes estos “básicos imprescindibles”, también es recomendable domiciliar los pagos si vamos a vivir solos, sobre todo si tenemos bastante mala memoria o solemos gastarnos todo el dinero sobrante que vemos en la cuenta. Sin duda, quedarnos sin luz o sin agua o no pagar a tiempo el alquiler puede llegar a ser un gran problema para mudarse solo por primera vez. De esta forma, domiciliando los pagos evitaremos este tipo de contratiempos y estaremos siempre al día de nuestros pagos en el hogar.

Elaborar un presupuesto

Continuando con el punto anterior, los expertos también suelen recomendar la elaboración de un presupuesto. Uno de los aspectos más complicados de vivir solo es que vamos a tener que empezar a organizar todo nuestro dinero. De esta manera, tendremos que elaborar un presupuesto teniendo en cuenta nuestros ingresos y valorando todos los gastos que vamos a tener para poder dejar algunas partidas para el ocio y para disfrutar de nuestro tiempo libre. Si nos organizamos bien y escogemos una vivienda en la que podamos hacer frente a todos los pagos, sin duda será mucho más sencillo el disfrutar de la experiencia de mudarnos solos por primera vez.

Conoce a tus vecinos

Si vas a mudarte solo, y sobre todo si vas a mudarte lejos de casa y no tienes a tus familiares o amigos cerca, es recomendable que conozcas a tus vecinos. Tampoco hace falta que se conviertan en tus mejores amigos, pero tocar a la puerta y presentarte puede ser una buena idea para tenerlos cerca si en algún momento tienes alguna urgencia o necesitas algo. También es posible crear algún chat de WhatsApp o grupo en otras redes sociales para poder comentar cosas de la comunidad y cualquier problema que pudiera estar sucediendo. Piensa que en caso de emergencia tener contactos que vivan cerca puede marcar la diferencia.

Date tiempo

Finalmente, debes tener en cuenta que crear el hogar de tu vida es un proceso que necesita tiempo y que trae consigo muchos gastos. De esta manera, es fundamental que tengas paciencia y que vayas adquiriendo poco a poco los muebles y las cosas que necesitas para tu hogar, acostumbrándote a tu casa hasta sentirla tuya. El salón, el comedor, las zonas de entretenimiento y el resto de habitaciones podrás ir adecuándolas poco a poco y con tiempo. Piensa que mudarte solo por primera vez no tiene que provocarte miedo ni ser complicado. Es un proceso que puede resultar algo pesado o provocar incertidumbre, pero si tienes en cuenta todos estos detalles conseguirás que nada pueda empañar el comienzo de tu nueva vida y de esta etapa que seguro te traerá muchas sorpresa y alegría.