Guía de maridaje: cómo combinar vino con comida

Que cada vino es especial es algo que se sabe y que cada uno combina mejor con un tipo de alimento específico, también. El maridaje de los vinos es todo un arte que, si se sabe combinar, implica un placer y un disfrute para el paladar al que muchos no pueden acceder por desconocimiento. Además, no es necesario invertir elevadas sumas de dinero en el vino que se elija, siempre y cuando este reúna unas condiciones mínimas en el proceso de elaboración y pueda ser aprovechado para su consumo bebido.

A continuación, te presentamos una guía de maridaje para que aprendas cómo combinar los distintos tipos de vino con los diferentes alimentos para que puedas disfrutar del placer de consumirlos en las comidas.

Vinos tintos

Los vinos tintos son aquellos que proceden principalmente de los mostos de las uvas tintas, aunque también de los hollejos. Estos, combinados con las pieles y las semillas, así como con los raspones aportan la cantidad de taninos y antocianos que le dan el color y la estructura propia de estos líquidos tan deliciosos. Si bien es cierto el vino tinto combina con una gran cantidad de alimentos, los más populares son los siguientes:

  • Fiambres y patés: Sobre todo, el vino tinto liviano y el fresco.
  • Pescados y mariscos a la plancha: Sobre todo, el vino tinto liviano y el fresco
  • Carnes blancas: En este caso el vino tinto que mejor combina es el vino tinto afrutado liviano o el de cuerpo medio.
  • Comida asiática y con muchas especias: Para estos casos lo mejor son los vinos afrutados y los vinos frescos, también los vinos más intensos.
  • Carnes rojas: En este caso los mejores vinos son los tintos de cuerpo medio o intensos y estructurados.
  • Carnes de caza y a la brasa: En este caso, lo mejor son los vinos tintos intensos y los estructurados.
  • Arroces y pastas: Por lo general puede servir cualquier vino tinto afrutado, así como vinos livianos y de cuerpo medio.
  • Quesos maduros o fuertes: Lo mejor para estos quesos son los vinos intensos y estructurados.
  • Chocolate: Como este dulce, la mejor combinación es un vino tinto dulce o alguno vino seco.

Vinos blancos

Los vinos blancos se elaboran sin utilizar hollejos. En estos casos solo se deja fermentar el mosto. Esto se elaboran, generalmente, con uvas blancas. Son uno de los vinos que mayores combinaciones tienen y los más utilizados para acompañar la comida por su delicioso sabor. En BodegasArane.com puedes encontrar una gran variedad de este tipo de vinos, así como de otros muchos más. Las mejores combinaciones son:

  • Aperitivos: Sobre todo los vinos blancos, frescos.
  • Ensaladas y platos vegetales: El mejor vino blanco es el ligero y el afrutado.
  • Fiambres y patés: El mejor, en este caso, es el vino blanco fresco.
  • Pescados y mariscos a la plancha: La mejor combinación es con vino blanco fresco y liviano.
  • Pescados y mariscos con crema o salsa: El vino blanco seco e intenso.
  • Pescados y mariscos crudos: El vino blanco y el liviano.
  • Carnes blancas: En este caso los mejores son los blancos de cuerpo medio o los intensos.
  • Comida asiática y con muchas especias: La mejor combinación son los vinos blancos aromáticos.
  • Pastas y arroces: El vino blanco de cuerpo medio o los intensos.
  • Quesos frescos: En este caso, la mejor combinación es con vino blanco fresco.

Vinos rosados

Este tipo de vino se elabora sin utilizar hollejos aunque, a diferencia del vino blanco, este tiene un proceso de maceración inicial diferente, hasta alcanzar el color deseado. El mismo combina con:

  • Ensaladas y platos vegetales: Cualquier variedad.
  • Fiambres y patés: Cualquier variedad.
  • Pescados y mariscos a la plancha: Cualquier variedad.
  • Pescados y mariscos crudos: Cualquier variedad.
  • Comida asiática y con muchas especias: Cualquier variedad.
  • Quesos frescos: Cualquier variedad.

Vinos espumosos

Los vinos espumosos son aquellos que se crean mediante una segunda fermentación en la cual el CO2 no se libera del recipiente. Estos vinos tienen gas disuelto en el líquido y tienen un delicioso y refrescante sabor. Las mejores combinaciones con este tipo de vinos son:

  • Aperitivos: Cualquier variedad.
  • Pescados y mariscos a la plancha: Cualquier variedad.
  • Quesos frescos: Cualquier variedad.
  • Postres: En este caso el vino espumante que mejor combina es el Demi Sec, o Demisec. Estos tienen una cantidad de 33 a 50 gramos de azúcar por cada litro. No es la categoría más dulce de este tipo de vinos.