Normas generales de etiqueta y cómo actuar en los entierros

Los entierros o funerales son algo que no le gusta a nadie, pero por respecto al fallecido y a los familiares es importante acudir a ellos. Pero hay que recordar que a la hora de acudir a un entierro hay que cumplir una serie de normas para que todo salga correctamente.

Normas generales en el velatorio

Si la persona que ha fallecido te importaba y o tienes un buen trato con los familiares afectados de manera directa por la pérdida de esa persona, lo mejor que podemos hacer es llevar unas flores para mostrar nuestros sentimientos ante el fallecido. Como nos comentan desde artefloralfunerario.com, no hay que elegir las flores a la ligera. Dependiendo el sentimiento que tuviésemos hacia esa persona y dependiendo de sus gustos, tendremos que hacerle una ofrenda con unas flores u otras y si el presupuesto te lo permite, lo mejor será apostar por una corona.

A la hora de acudir al velatorio, tienes que recordar que es un momento doloroso para las personas afectadas de manear directa, por lo que tienes que ser muy respetuoso y llevar siempre una vestimenta sencilla y respetuosa. Recuerda, si acudes al velatorio es porque realmente quieres estar en ese sitio, no acudas por dejarte ver porque se te notará.

Si por cualquier motivo no puedes o no te parece apropiado acudir al velatorio, puedes llamar a esa persona o mandar un sms para mostrar tus respetos. Si no sabes muy bien la situación de la persona, puede ser una buena opción mandar un sms para que lo lea cuando se sienta con fuerzas. En ocasiones tantas llamadas pueden hundir todavía más a la persona, por lo que una llamada no siempre es la mejor opción.

¿Cómo debe ser el comportamiento en un entierro?

El comportamiento debe ser el adecuado para evitar que los familiares afectados de manera directa se puedan sentir mal.

Para comenzar, es de vital importancia acudir puntual al entierro. De esta manera mostraras respeto, tanto al fallecido como a los seres queridos. No llegues tarde para que al entrar a la iglesia todo el mundo te mire. Este no es el mejor lugar para intentar ser el centro de atención.

Debes acudir con seriedad a este momento tan doloroso. No hay nada que siente peor que ver a personas riéndose mientras los familiares están sencillamente hundidos. Si eres consciente de que no vas a tener un carácter serio, quizás sea mejor apostar por el SMS y no acudir. Hay que ser adulto y saber a qué acontecimiento se está acudiendo.

Si no te gusta acudir a los entierros, pero te lo han pedido expresamente, lo mejor que puedes hacer es acudir. Seguro que serás de gran ayuda para esas personas y te lo agradecerán toda la vida. En ocasiones hay que hacer cosas en la vida que no nos gustan.

A la hora de acudir a un funeral, puede que la familia no te conozca. En tal caso, a la hora de dar el pésame a la familia, es importante que te des a conocer. Indícales tu nombre y tu relación con el fallecido para que no te vean como un desconocido que solo quiere ver la situación de la familia.

Siempre debes poner el móvil en silencio. Incluso en modo vibración puede alterar la situación. Ya cogerás la llamada o contestarás los mensajes más tarde.

Por supuesto, debes tener claro que un velatorio no es un lugar donde hacer reuniones sociales, sino donde estar con los afectados para que puedan superar mejor ese momento doloroso.

Si tienes niños y tienes que acudir al velatorio, intenta dejarlos con alguien. No es un lugar para niños. Lo más normal es que los niños no entiendan la situación e intenten dar más voces y reírse para cambiar la situación. Para evitar que pasen por ese momento, lo mejor será que no acudan.

Finalmente, si tu amistad con los familiares es amplia, debes saber que no solo deberás estar en ese momento tan duro a su lado, sino que en el futuro también lo tendrás que estar hasta tener la certeza de que están bien y se han recuperado de esa gran herida.

Si lo haces bien, seguro que los familiares te lo agradecerán toda la vida y estarás orgulloso de haber estado a su lado.