Tips para instalar una hamaca colgante del techo

Las hamacas colgantes de techo quedan genial en los hogares más modernos y coquetos con toques actuales y chic. En este artículo nuestros expertos han recopilado los mejores consejos, tips y recomendaciones para instalar hamacas colgantes del techo. Sigue leyendo para encontrar los mejores consejos y recomendaciones para aprender a instalar una hamaca colgante en el techo de forma sencilla con las mejores garantías.

Consejos para instalar hamacas colgantes del techo

Una de las mejores alternativas para ubicar una hamaca colgante en tu hogar es hacerlo desde el techo. Esto te aportará muchísima flexibilidad que la alternativa de instalar la hamaca a la pared. Para ubicar una hamaca en el techo debes saber que vas a poder ubicarla dónde prefieras teniendo en cuenta tu tipo de techo aunque lo mejor es anclarla directamente al techo.

Para ello debes revisar siempre si el lugar en que tienes pensado anclar la mesa tiene un falso techo. Los falsos techo de pladur o de cartón yeso son muy sencillos de detectar, pero a veces hay otro tipo de falsos techos como los de escayola que son muy duros y parecen techo con lo que ten mucho cuidado en estos casos porque si anclas aquí tu hamaca el techo terminará cediendo. Para comprobarlo puedes usar un taladora ya que los falsos techos de escayola no suelen tener un grosor mayor de tres o de cuatro centímetros.

Como nos explican los expertos de Hamacas10, una de las alternativas más seguras para ubicar una hamaca colgante en el techo de cualquier habitación es hacerlo en una viga o en una pared del techo. Para ello te recomendamos usar siempre herrajes de alta resistencia como por ejemplo las argollas de rosca, los pernos de ojo o los ganchos con forma de J o de S.

Ten mucho cuidado y busca siempre soportes seguros que vayan a soportar bien el peso de la hamaca desde el techo. No utilices clavos metálicos porque se pueden doblar y hacer que la suspensión de la hamaca no sea nada segura.

Una cadena de metal es una gran alternativa para anclar al techo ya que además se trata de elementos muy duraderos que te permitirán colgar tu hamaca para disfrutarla día tras día durante muchos años sin tener que preocuparte porque pueda desgastarse por el paso del tiempo o por el peso.

Por otro lado, las cuerdas y los cordones son también una buena opción para las hamacas de interior que pueden colgarse en el techo si tienes experiencia realizando nudos precisos o cuentas con alguna técnica que te vaya a permitir ubicar con seguridad tu hamaca colgante de techo. En caso contrario es mejor que utilices una cadena para ubicar la hamaca en el techo.

Para colgar una hamaca en el techo necesitarás primero que nada tener muy claro cómo quieres organizar el espacio en casa para ubicar la hamaca y que te permita relajarte cómodamente. Debes tener claro que la hamaca debe resultar cómoda pero que no debes sacrificar toda la funcionalidad de la estancia y por supuesto resulta fundamental garantizar tu seguridad no ubicando nunca las hamacas cerca de ventanas, chimeneas o lugares que puedan resultar peligrosos por otros aspectos.

También debes medir la distancia a la que la hamaca quedará de otros objetos de la habitación para poder colgarla de forma eficiente y elegir el ángulo ideal para colgarla.

Tendrás que tener especial cuidado con los puntos de fijación para escoger anclajes de techo de máxima calidad. Ten en cuenta que cuanto más cerca cuelgues los anclajes más alta tendrá que estar tu hamaca para mantenerse de forma segura.

Es importante revisar también siempre la curva o sag de la hamaca que quieres conseguir revisando dónde van a quedar los dos puntos de anclaje de la hamaca. Si no tienes cuidado con esto colgarás la hamaca en el techo y después verás que no te resultará cómoda. Según los expertos la longitud ideal es de entre 100 y 120 centímetros, lo que permite una caída óptima de la hamaca.

La altura óptima de la hamaca dependerá de tus propios gustos y necesidades pero para no complicarlo demasiado los expertos recomiendan tener en cuenta una sencilla: ubica la hamaca a una altura a la que estarías dispuesto a caer. La hamaca nunca debe quedar demasiado elevada aunque la cuelgues en el techo porque de esta forma será muy complicado subir y el riesgo de caída se vuelve mucho más grande al soportar la hamaca mucho más peso que si la instalas un poco más abajo.

Para encontrar el espacio ideal para ubicar la hamaca en el techo puedes usar un buscador de travesaños que te permita encontrar el centro exacto de la viga para asegurar de forma mucho más eficiente tu hamaca.