Técnicas de retención de personal

Que los trabajadores de tu empresa quieran seguir durante muchos años a tu servicio, dice mucho de su satisfacción en su puesto, consiguiendo que esto se traduzca en más rendimiento y productividad. Si un empleado está disgustado o no se siente del todo querido en su puesto de trabajo, lo más normal que pueda ocurrir es que pierdas a una pieza importante a las primeras de cambio y es posible que, aunque puedas contratar a otra persona, esta no cuente con las capacidades que pudiera tener el anterior trabajador. Es por eso que hemos querido recoger para ti en este listado las mejores técnicas de retención de personal que pueden serte de mucha ayuda en todos los aspectos.

Crea un buen clima en el trabajo

El clima de trabajo es esencial para que un empleado pueda sentirse a gusto. Si cuando tiene que desempeñar sus tareas se encuentra habitualmente presionado por sus superiores, los compañeros hablan mal de él o incluso tiene que estar desempeñando su profesión en un espacio de muy mala calidad, puede que se sienta cada vez más mermado anímicamente, algo que hará que su rendimiento baje o incluso que finalmente opte por irse de la empresa hacia otra en la que le ofrezcan mejores recursos. Para esto, lo ideal seria que pudieras centrar todos tus recursos a mejorar estos detalles que pueden ser determinantes, puesto que lo que puede hacer que un trabajador se te vaya, el día de mañana puede hacer que otros tantos también lo hagan y esto no es para nada recomendable puesto que se estará dando una imagen negativa de la empresa.

Un buen salario profesional

Otra forma de retener a tus trabajadores es por medio del salario. Si por un motivo u otro el salario que le ofreces a tus profesionales es el más bajo de todos, posiblemente esto haga que, cuando descubran que están ofertando otros puestos en empresas que son similares a la tuya y que pagan mucho más, terminen por decirte adiós para alistarse en las filas del enemigo. Esto es algo muy habitual hoy en día, puesto que muchos empresarios quieren cerrar el puño para que no se les pague ni un céntimo de más al trabajador, pero sin embargo si se quiere que el empleado rinda más y produzca mucho más por el mismo salario.

Diferentes planes profesionales

Hay trabajadores que, cuando llevan un cierto tiempo trabajando en el mismo puesto o haciendo exactamente lo mismo, tienden a cansarse a desmotivarse y no se sienten cómodos puesto que necesitan seguir ascendiendo en su carrera profesional. Esta es una de las técnicas más valoradas según Bizneo, debido principalmente a que consigue que el empleado se sienta útil. La motivación es importante para la retención del personal y en ocasiones no todo va a estar relacionado con el salario, ya que la persona puede sentirse a gusto con lo que gana, pero quizás necesita realizar otro trabajo diferente para que de esta manera sienta que está ascendiendo en el papel que desempeña.

Todos en la empresa son iguales

Las comparaciones son odiosas, y es algo que también ocurre en el trabajo. El empresario debe de dar ejemplo y si se le exige absolutamente todo a un trabajador, pero el que lleva las riendas está habitualmente fuera de su puesto o incluso la imagen que da a los empleados es muy superior, puede que esta sensación no guste al personal que tienes contratado, puesto que hará visible las diferentes escalas en la empresa. Es importante que, como se suele decir, no des una imagen de jefe, sino de líder, que luches mano a mano con todos los trabajadores y que puedas ser un ejemplo a seguir y no una persona que se encuentra por arriba de todos.

Reconocimientos verbales

Muchos empresarios tienden a recriminar una y otra vez a los empleados cuando el trabajo está mal hecho o ha habido un error. Pero ¿qué ocurre cuando el trabajador hace algo bien? Este es uno de los mayores problemas que tienen en las empresas y motivo por el que muchos se van del negocio y es que al estar siempre visualizando los puntos negativos, al final se consigue que la sensación sea exactamente esta, un lugar negativo y que no se valora los pasos hacia delante, sino todo lo contrario.

Calidad de vida de los empleados

Los empleados no son máquinas, por lo que conviene conocer un poco de la vida de cada uno. A veces una persona tiene sus propios problemas, sus inquietudes y no todo va bien en sus casas. Esto puede llegar a repercutir negativamente en su productividad, algo que es muy común pero por un motivo u otro siguen realizando su tarea lo mejor que pueden. Esto puede provocar que el empresario sienta que el trabajador simplemente está vagueando, sin embargo, si se le escucha, podrá conocer mejor qué es lo que ocurre, pudiendo ofrecerle una mejor calidad de vida, como por ejemplo medidas para la conciliación familiar o una flexibilidad en los horarios de trabajo que pueden hacer que los problemas en casa se disipen y la productividad se vea aumentada.